Entrevista a Juan Carlos Bayeto: Descentralización e independencia

Lecturas

716
02/07/2013

El municipio de Maldonado fue creado en 2010 en el marco de la ley de Descentralización Política y Participación Ciudadana (Número 18.567 de 2009) y, de acuerdo a su Alcalde Ing. Juan Carlos Bayeto, la descentralización es un proceso lento que aún está muy lejos de acabar. Por este motivo, a la hora de la gestión, Maldonado se enfrenta a desafíos relacionados con generar independencia del gobierno departamental, crear iniciativas que promuevan la participación ciudadana con identidad municipal, y mejorar la gestión desde el propio gobierno local utilizando tecnologías libres.

Entre las iniciativas tendientes a superar estos desafíos, el municipio presentó en mayo pasado la aplicación Abredatos: un software libre que tiene como objetivo configurar conexiones a bases de datos, tiene un sistema agendador que realiza la extracción, el empaquetado y la publicación de Datos Abiertos y permite el enlace de Datos desde diferentes sitios web.

Portal Gobierno Local: ¿Cuáles fueron las motivaciones políticas para apoyar esta clase de iniciativas?

Juan Carlos Bayeto: En primer lugar, porque tenemos necesidad de independizarnos del gobierno departamental, ya que somos un municipio y no una dirección general. Eso es dificilísimo de entender y muchas veces no sucede porque, en su momento, no compartieron la Ley de Descentralización y Participación Ciudadana, y no comprendieron que es una ley y, más allá de que no se comparta, se tiene que respetar y trabajar en función de ella, y eso no pasa en general. Entonces, necesitamos –al ser un municipio que está en la ciudad capital donde está el Gobierno Departamental y donde está la Junta Departamental– elementos que nos diferencien.

Todo el desarrollo informático, desde la creación de la página en adelante –las terminales de autogestión, los programas de reclamos y demandas de la gente, las respuestas– todo eso fue estructurado pensando en un funcionamiento independiente, en lo posible, del gobierno departamental.

También tenemos independencia, porque estamos utilizando Software Libre y el gobierno departamental no lo tiene y paga licencias de software propietario, y –aunque fueron invitados a las presentaciones de nuestras propuestas– no siguen este camino. Además invitamos a otros municipios del departamento a incorporarse y utilizar nuestro Software Libre, como es el caso de Abredatos, o la idea de los códigos QR en las calles: son cosas compartibles, que pueden hacerse masivamente y que sería bueno contar con el apoyo departamental.

Y quiero agregar que son ideas surgidas de una funcionaria en particular (Iris Montes de Oca) quien me cuenta que es lo que pretende y en función de algunas preguntas que le hago y algunos conceptos políticos que tenemos, entonces le damos para adelante. Algunas cosas corregimos, pero la ventaja brutal que tenemos es que es una mujer comprometida con su trabajo y además que le encanta.

PGL: ¿Hay alguna relación entre estas iniciativas y los proyectos de Ley de Software Libre y Estándares Abiertos que se están discutiendo en Uruguay?

JCB: Empezamos a sentir el apoyo a nivel nacional con la presentación de Abredatos, ya que contamos con la presencia de representantes de la Presidencia de la República que respaldan el desarrollo de esta tecnología aunque no siempre se notician los gobiernos departamentales.

Sabemos que hay intereses económicos muy fuertes, y –aunque yo trato de no creer este tipo de cosas– al final de cuenta en los hechos, no hay más verdad que la realidad. Eso te hace ver que hay alguna razón por la que algunas iniciativas no avanzan, y saltan a la vista los esfuerzos que hay que hacer. Lo mismo comentaban los compañeros de Montevideo.

La Ley de Software Libre y Estándares Abiertos sacó media sanción en Uruguay, y yo creo que se va a apoyar y que va a salir; pero después de eso no hay que olvidarse que viene la reglamentación y las reglamentaciones de este tipo de cosa en general son departamentales, como fue también la ley de Descentralización y Participación Ciudadana, que tiene reglamentos departamentales. Entonces la única intendencia que tiene reglamentación en competencias de estos temas (es decir lo que le corresponde realizar, desarrollar y la forma de hacerlo) es Montevideo, todos los demás tenemos reglamentaciones de funcionamiento únicamente.

PGL: ¿Qué relación se puede encontrar entre el proceso de descentralización que están haciendo, la mejora en la gestión de estos municipios descentralizados y el uso de estas tecnologías?

JCB: Lo mejora, sí. Desde el punto de vista del municipio del Maldonado me parece extraordinario, le da una gran visualización a la política. Porque, por ejemplo, nosotros generamos las terminales de autogestión que están ubicadas en oficinas desconcentradas de la cuidad (este y oeste) y tenemos que buscar una forma de que la gente se involucre más en el sistema y que lo utilice, porque usa más la dirección de mail y el teléfono. 

Lo que pasa que también nos encontramos con muchas dificultades de participación, la gente está con problemas de vida cotidiana y, la dictadura y procesos posteriores de gobierno nos maltrataron mucho, y yo no siento que haya un renacimiento de la participación. Por ejemplo, de los 80 barrios de Maldonado, sólo se conforman 15 comisiones vecinales.

Otro problema con el que nos encontramos –que nos cuesta que se entienda políticamente– es que la participación es importante, y que la mejor manera de hacerlo es dar una respuesta rápida. Esto no quiere decir hacer lo que pide el ciudadano sin evaluarlo, sino responder o con la obra o explicando por qué no, y sobre eso aún hay dificultades serias.

PGL: ¿Cree que tiene que ver con la construcción de la identidad propia del municipio?

JCB: En Maldonado –no en los otros municipios del departamento porque éstos tuvieron por lo menos diez años de funcionamiento de juntas locales que no eran gobiernos electos sino que el intendente de turno nombraba un secretario político–  nosotros pedimos a los partidos políticos en función de su representación en la Junta Departamental que nombraran personas que trabajarían en la junta local, y eso hizo que el vecino sienta la relación directa, de manera que si tiene problemas pueda ir a la Junta.

Antes no había Juntas Locales en la capital, y Maldonado es el único departamento que está todo municipalizado. De los 8 que conforman el departamento, hay 6 municipios –incluso 7, porque Punta del Este también tuvo su experiencia– que tienen este antecedente de Juntas o gobierno cercano. Nosotros, por el contrario, no lo tenemos porque toda la gente de Maldonado iba a la Junta Departamental o al Gobierno Departamental o a las Direcciones Generales. Es por eso que algún sistema de participación tenés que generar, porque si van a la Junta Local y los ediles no los orientan a que vayan al municipio y las Direcciones Generales y sus funcionarios no los dirigen al municipio, es un trabajo duro. Y si además de eso tenemos dificultades en responder a la demanda con rapidez y eficiencia estamos en una pelea difícil.

PGL: ¿Cuál es su experiencia sobre el contacto con los ciudadanos y su participación?

JCB: En el caso de Maldonado el tamaño a veces es una desventaja, porque además es un municipio que no surgió de abajo. La creación del municipio de Maldonado es una convicción política del intendente, e incluso se planteó la idea de dos municipios, pero quedó uno con dos oficinas desconcentradas que dependen políticamente del municipio.

Por eso también hay un trabajo constante, hay que estar permanentemente en contacto con las organizaciones colectivas, ir, charlar... tenemos también secretarios políticos en las dos desconcentradas, pero es muy difícil. Es en esos encuentros que te enterás de las cosas, conversás con ellos y trabajás políticamente, porque es el objetivo de las reuniones: que a la gente le importe el colectivo, que sepa que sus necesidades no siempre son las que están para ser respondidas de inmediato, porque hay otros con más dificultad de vida cotidiana.

Todo eso es trabajo, pero a mí me encanta. ¡Es una cosa tan grata! Y cuando lográs una cosa importante, eso te paga todo. Por ejemplo, hace unos quince días tuvimos la inauguración de un parque llamado La Loma que no se había podido licitar antes, y logramos poner una pista de Skate de nivel internacional de 1200 m2, y lo bueno de estos proyectos es que al generarse en el municipio tuvimos relación directa con el barrio e incorporamos sugerencias y mejoras.

Salió formidable, y pudimos recibir el agradecimiento de la gente pero especialmente también la demanda; porque en el fondo a lo que vos aspirás cuando trabajás bien, es a que la gente lo entienda, apoye y respalde; no a mí, sino a la gestión.

PGL: El Programa de Mejora de la Gestión del que surge nuestro Portal trabaja con procesos y prácticas que muchas veces no son visibles al ciudadano a corto plazo: ¿Qué opina usted de estos procesos?

JCB: La mejora en la gestión también es una tarea política y parte de las tareas que los municipios deben llevar adelante, porque sino la gente se acostumbra a juzgar en función de lo que recibe y no es así.

Es una tarea que hay que hacer en los municipios porque el resto de la administración no lo hace, me refiero a esto de ubicar al ciudadano en esta realidad, de visibilizar también los procesos que no son siempre tan evidentes como una obra.

Enlaces de interés:

Sitio del Municipio de Maldonado
Información sobre Abredatos

Tipo de recurso

Deje su comentario

CAPTCHA
Introduzca el texto (letras y/o números) que ven en la imagen siguiente: