Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


desarrollo_sostenible

Desarrollo sostenible

El desarrollo sostenible, sustentable o perdurable es, según la Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo (establecida por las Naciones Unidas en 1983), aquel que “satisface las necesidades del presente sin comprometer las capacidades que tienen las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades”. Esto es, el proceso por el cual se atienden los requerimientos de la sociedad actual no debe incidir negativamente en la calidad de vida de la sociedad futura.

Este término, que se aplica al desarrollo socio-económico, fue formalizado por primera vez en el documento conocido como Informe Brundtland (1987), fruto de los trabajos de la mencionada comisión. Dicha definición se asumiría en el Principio 3.º de la Declaración de Río (1992).

El ámbito del desarrollo sostenible puede dividirse conceptualmente en tres partes: ambiental, económica y social.

Respecto del aspecto social, cabe observar la relación del bienestar social con el medio ambiente y con la bonanza económica. De esta relación deriva un conjunto de indicadores necesarios para monitorear el progreso en las tres áreas.

Por ejemplo, deben quedar cubiertas las necesidades de la sociedad, como alimentación, ropa, vivienda y trabajo, pues si la pobreza es habitual, el mundo estará encaminado a catástrofes de varios tipos, incluidas las ecológicas. Asimismo, el desarrollo y el bienestar social están limitados por el nivel tecnológico, los recursos del medio ambiente y la capacidad del medio ambiente para absorber los efectos de la actividad humana. Ante esta situación, se plantea la posibilidad de mejorar la tecnología y la organización social de forma tal que el medio ambiente pueda recuperarse al mismo ritmo que es afectado por la actividad humana (fuente: Wikipedia, 2009a).

Desambiguación

Desarrollo sostenible suele utilizarse como sinónimo de:

Dicen los especialistas

Iván Marcos Fernández

Para el licenciado en Geografía español, el término no tiene una única definición, puesto que, actualmente, en la temática del desarrollo circulan múltiples formas y definiciones (desarrollo endógeno, local, sostenible, a escala humana, entre otros). Fernández menciona a varios teóricos. A saber, los que plantean que el desarrollo sustentable consistiría en sostener los recursos naturales (Carpenter, 1991); los que lo entienden como sostener los niveles de consumo (Redclift, 1987); y aquellos que lo refieren al logro de la sostenibilidad de todos los recursos: capital humano, capital físico y recursos ambientales (Bojo, 1990). El autor considera que el desarrollo sostenible expresa dos ideas muy claras: el uso racional de los recursos naturales y la protección del ecosistema mundial en las figuras de los ciudadanos (respeto al medio, cambio de hábitos), ciencia (conocimientos y soluciones) y poderes públicos (legislación y cooperación con otros países) (Fernández, 2004).

Centro de Información de las Naciones Unidas (México, Cuba y República Dominicana)

El tema del medio ambiente tiene antecedentes más lejanos (que el informe Brundtland de 1987). En este sentido, las Naciones Unidas han sido pioneras al tratar el tema, enfocándose inicialmente en el estudio y la utilización de los recursos naturales y en la lucha porque los países -en especial aquellos en desarrollo- ejercieran control de sus propios recursos naturales. En los primeros decenios de existencia de las Naciones Unidas las cuestiones relacionadas con el medio ambiente apenas figuraban entre las preocupaciones de la comunidad internacional. La labor de la Organización en ese ámbito se centraba en el estudio y la utilización de los recursos naturales y en tratar de asegurar que los países en desarrollo, en particular, controlaran sus propios recursos. En la década de los sesenta se concertaron acuerdos sobre la contaminación marina, especialmente sobre los derrames de petróleo, pero ante los crecientes indicios de que el medio ambiente se estaba deteriorando a escala mundial, la comunidad internacional se mostró cada vez más alarmada por las consecuencias que podía tener el desarrollo para la ecología del planeta y el bienestar de la humanidad (CINU - NU, 2009).

Axel Dourojeanni

Con referencia a los criterios básicos para el fomento del desarrollo (con) equidad y sustentabilidad a niveles locales, se acepta, entre otros, que no se pueden aplicar recetas ni plantillas para resolver los problemas existentes en cada ámbito. Hay que respetar, en cada lugar, las identidades culturales, sociales, económicas y ambientales […] Se acepta también que lo que se busca es fomentar el desarrollo del hombre en su espacio y no sólo del “espacio” (Dourojeanni, 1996).

Unión Europea

El desarrollo sostenible se basa en cuatro pilares -económico, social, medioambiental e internacional- que deben reforzarse mutuamente. Las consecuencias económicas, sociales y medioambientales de todas las políticas deben examinarse de forma coordinada y tenerse en cuenta en el momento de su elaboración y adopción. La UE debe asumir asimismo sus responsabilidades internacionales en materia de desarrollo sostenible: éste debe promoverse fuera de la UE, incluidos los aspectos relativos a la democracia, la paz, la seguridad y la libertad (UE, 2008).

Conceptos relacionados

Estudios de caso sugeridos

Artículos y legislación recomendados

Sitios de interés

Fuentes consultadas

/var/www/nuevo.gobiernolocal.gob.ar/wiki/data/pages/desarrollo_sostenible.txt · Última modificación: 2014/04/08 10:53 (editor externo)